38 años de imágenes

Cuando FOTOPAKO nos encargó el cambio de imagen, supimos desde el primer momento cómo enfocarlo. Necesitaban un “lavado de cara” sin olvidarnos de sus 38 años de experiencia en el sector. Se trata de una empresa que lleva dos generaciones ofreciendo servicios de fotografía en O Porriño. Cuentan con un estudio fotográfico propio y realizan reportajes fotográficos a particulares y empresas.

Propuesta de packaging para entrega de álbumes
Muestra de bolsas corporativas en papel y asa rizada

Para desarrollar su logomarca, teníamos claro que había que darle personalidad puesto que es una empresa familiar y el nombre nos lo estaba pidiendo a gritos. En su anterior imagen separaban las términos “FOTO” y “PAKO” y los diferenciaban con distintas tipografías y tampoco tenían un color corporativo definido.

Muestra de acabado exclusivo. Stamping oro sobre cartulina negra

La solución que aportamos fue la de unir las dos palabras para formar una sola ya que, inconscientemente, tendemos a pronunciar el nombre seguido sin espacios “FOTOPAKO”. Fonéticamente, se da la figura retórica paronomasia que consiste en colocar juntas dos o más palabras que se parecen.

Adquiere, por tanto, un nombre con más peso y que juega con la horizontalidad aumentando la separación entre caracteres aportando estabilidad. La forma que representan las letras, transmiten cercanía al generar un arco envolvente que abraza y protege. Añadimos también un símbolo que figura en segundo plano en la vista general de la logomarca y representa a una cámara fotográfica réflex con flash y cuya base tiene forma de flecha hacia abajo, como señalando una ubicación o apuntando hacia el nombre. Incorporamos también el copy de “Estudio Fotográfico” ya que es un elemento diferenciador que poseen y que hasta ahora no se había tenido en cuenta pero que merece ser expuesto en la imagen principal.

Congelados Nigrán
BELTY, restyling de marca
Abrir chat